Josh Gabriel presents Winter Kills, es sólo pop, pero me gusta

21 Jun

Como lo prometido es deuda, vamos a dar un pequeño repaso a lo que podemos encontrar en el álbum de Josh Gabriel junto a Meredith Call, o sea, Winter Kills.

De entrada hay que aclara que no estamos ante un disco trance al uso. Lo que ofrecen Gabriel y Call a lo largo de estos 13 temas que componen Winter Kills es un poco de todo, pero hecho electrónicamente.

Creo que no me equivoco al decir que esto es más bien un álbum pop con bases electrónicas y algún que otro retazo trance. Y no suena mal, en absoluto. Para tragarme algunos discos del mainstream pop del momento, me quedo, de calle, con este trabajo de Gabriel, aunque debo decir que esperaba mayores dosis de trance al estilo de Deep Down.

Y quizás la culpa de mis expectativas sea mía y sólo mía, porque ya venían avisando con My Friend y Hot As Hades, pero bueno, tampoco es una de las más grandes decepciones de este año… las ha habido peores.

De entrada, nada más comenzar ya nos llevamos la primera sorpresa: ¿sabéis a que suena el country-trance? ¿qué no? Bueno, pues Call y Gabriel os lo dejan claro en Tomorrow, un tránquilo tema de entrada que viene aderezado por slide guitars electrónicas y un tono de lo más folkie.

Winter Kills – Tomorrow

El primer tema se funde con Hot As Hades. Hay que decir aquí que nos encontramos ante uno de esos álbumes en plan pista continua, como si de una sesión se tratara. Y el carácter tranquilo de Tomorrow conjuga a la perfección con el del también tranquilo Hot As Hades, del que debo decir además que ofrece ritmos algo retro que pueden recordar por momentos a sonidos ochenteros como los de Eurhtymics.

Más trance se presenta Falling Back, uno de mis favoritos, sin lugar a dudas, con un continuo ritmo in crescendo de lo más contagioso, que vuelve a suavizarse cuando llegamos a la enigmática Sweet Old Sound, una especie de balada pop también en continua subida, llenándose de ritmos electrónicos hacia los estribillos.

Winter Kills – Falling Back

Sin salir del trance tranquilo, tenemos Waiting, cuya base suena por momentos a ritmos típicos de los sonidos rotos, aunque lo más llamativo de este quinto corte es la melodía de tipo “pianola” que marca el ritmo en el comienzo y los estribillos. Una vez más, Gabriel opta por el camino más original y menos trillado.

Winter Kills – Waiting

Llegamos luego a la primera de las dos versiones incluidas en el álbum, The Chauffeur, en la que encontramos la reinterpretación que os comentaba el domingo de un tema original de Duran Duran, con algo menos de gancho que aquel, pero bastante aceptable por otra parte.

Y seguimos con el que, para mi sigue siendo el tema estrella del disco: Deep Down. Creo que Gabriel no ha conseguido igualar en este proyecto el hipnótico a la vez que enigmático sonido de este temazo que ya arrastra 3 años a sus espaldas. Probablemente el corte más trance de todo el disco, no en vano le valió ser incluido en uno de los A State Of Trance de van Buuren.

Más pop, aunque con ritmos bastante animados tenemos Like A Stone, otro tema que sin destacar por ningún motivo en especial, excepto por la base rítmica, electrónica pero concebida como si de un bajo se tratara, cumple de sobra con su cometido, convirtiéndose también en uno de los cortes más llamativos del álbum.

Winter Kills – Like A Stone

Base la de Like A Stone que continúa perfectamente en la de otro de los viejos conocidos de Winter Kills, My Friend. Un tema que ya tienen un tiempo y del que hemos podido disfrutar con remixes mucho más pisteros, aunque aquí el enfoque vuelva a ser el electro-pop.

Y la cosa continúa con la segunda versión del disco, I’ll Stand By You, más pausada, balada tanto en la versión original como en esta reinterpretación de Winter Kills, aunque perdiendo bastantes enteros si enfrentamos las voces de Meredith Call y Chrissie Hynde, de los Pretenders, sus “propietarios” originales.

Winter Kills – Oklahoma Town

Forward Facing nos entrega otro corte más bailable, con retazos electro camuflados entre el trance y el pop, y cargado de la dulzura de la voz de Call. Y para entrar en la fase final del disco, los dos últimos cortes vuelven a presentarnos la cara más relajada del mismo, con Oklahoma Town e Ichabod. La primera similar por momentos a The Chauffeur mientras que la segunda es lo que podríamos llamar la cara acústica de la electrónica, siendo el tema más downtempo de los 13 incluidos en el tracklist.

Winter Kills – Ichabod

Así que ya sabéis, cuidado si os acercáis a Winter Kills como si de un disco trance se tratara, ya que lo es, pero sólo por momentos, además, los menos. Si, en cambio, no tenéis problemas con el pop, y además os gusta que venga envuelto en ritmos electrónicos que sustituyan a guitarras, bajos y baterías, si que acertaréis con este álbum, que para mi se lleva sin dudarlo un notable alto… Para escuchar el pop de Lady Gaga o Christina Aguilera, me quedo con esto sin dudar ni por un instante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: